Header Ads

En menos de 50 años se han extinguido 2.900 millones de aves en América del norte

La colonización de vastos territorios y la contaminación ambiental son la mezcla perfecta para continuar con la destrucción acelerada de nuestro planeta, la hermosa casa donde vivimos llena de flora y fauna, esencia neta de la tierra continúa siendo arrasada por el hombre, que no mide consecuencias y solo piensa en generar benéfico económico una practica bastante ignorante porque el dinero solo es un sistema de intercambio para hombres donde la naturaleza nada tiene que ver.

Un panorama muy desalentador se presenta en América del norte donde casi el 30% de las especies de aves han desaparecido desde el año 1970. La entristecedora noticia fue revelada por el científico conservacionista de la Universidad de Cornell, Kenneth V. Rosenberg, los investigadores estadounidenses y canadienses examinaron recientemente múltiples conjuntos de datos de estaciones terrestres de monitoreo de aves, compilación de datos que cumple 48 años, información determinante para comprender el comportamiento de las especies en casi 50 año. Luego del análisis el panorama no pudo ser más desalentador, de las 529 de las especies más comunes hay una pérdida neta de 2.900 millones de aves desde entonces.

Más del 90 % de la pérdida tuvo lugar dentro de 12 familias de aves, que incluyeron especies de pájaros cantores como currucas y gorriones. Por otro lado, especies como las aves acuáticas y las aves rapaces han experimentado un aumento de la población. Esto probablemente se deba a los esfuerzos de conservación, que según el estudio deberían extenderse a otras especies de aves que pasando por una grave extensión masiva.

Además, el equipo analizó datos de la red de radar NEXRAD de todo el continente, que es capaz de detectar bandadas de aves migratorias. En base a esto, se determinó que el “paso de las aves migratorias” ha experimentado una disminución similar en los últimos 10 años, particularmente en el este de los Estados Unidos.

Las hermosas aves que habitan nuestro planeta se están extinguiendo de manera masiva, pero esto no solo se convierte en un dato estadístico, sino que pone en riesgo otros ecosistemas que mantienen su equilibrio gracias a las aves, debemos actuar ahora, dicen los investigadores. Debemos tomar conciencia del riesgo al que nos estamos exponiendo alterando los comportamientos naturales de nuestro planeta, los ecosistemas dependen uno del otro y nos benefician a todos, los alimentos, el aire que respiramos, el agua que bebemos y muchos factores más para nuestra vida, creo que ya es hora de manejar el eslogan, “conservar o morir”.

Fuente:(Science)

No hay comentarios.