Header Ads

Soluciones caseras para la caída del cabello

La perdida de cabello es uno de los problemas estéticos que más afecta tanto a hombres como mujeres. Aun que solemos considerar la déficit de pelo como una condición hereditaria, existen varios factores tanto genéticos como el estilo de vida, pueden estar provocando una caída anormal del cabello.

En cada proceso por falta de cabello están implicados los folículos pilosos. Estos poseen una gran cantidad de receptores químicos, lo que los hace más sensible a los cambios hormonales, producido por muchos factores.

Causas de la caída del pelo

Es posible que al peinarte o al lavarte la cabeza una gran cantidad de cabello se desprenda con mayor facilidad, es normal que en su ciclo de crecimiento algunos se desprendan y otros en su lugar crezcan nuevos cabellos.

El problema empieza a surgir cuando este cae y no es reemplazado por nuevos cabellos.

  • Alopecia masculina

La pérdida de cabello hereditaria se da mucho más entre los hombres que entre mujeres y es completamente normal.

Por eso la gran mayoría de hombres empiezan a quedarse calvos a partir de los 30 años. Este problema afecta la autoestima de muchos de ellos.

  • Estrés físico y emocional

El estrés es unos de los casos más frecuentes, a largo plazo puede provocar varios problemas de salud incluyendo el cuero cabelludo, en el proceso del estrés están implicados varios neurotransmisores químicos, como el cortisol. La liberación de estos mensajeros químicos pueden dañar los folículos pilosos, impidiendo un correcto anclaje de la raíz de cada pelo.

  • Envejecimiento

Al pasar los años llega el envejecimiento y la oxidación del organismo, el folículo piloso se va reduciendo y con ello el cabello se va volviendo más frágil y fino, finalmente este folículo ya no es capas de generar un nuevo cabello.

  • Una mala alimentación

Carecer de nutrientes y minerales como el hierro, podría desencadenar un proceso de caída anormal del cabello.

Los cambios hormonales y el uso de medicamentos o la exposición a radiación perjudicial, como la que se produce durante una quimioterapia también es unos de los factores que pueden provocarla.

Otras causas de la caída del cabello

  • Enfermedades infecciosas.

  • Anemia.

  • Deficiencia vitamínicas.

  • Alteraciones hormonales, embarazo, parto, menopausia.

  • Dietas extremas y peligrosas.

  • Algunos medicamentos.

  • Enfermedades de la piel.

  • Enfermedades tiroideas.

Remedios de uso externo para la caída del cabello

Presta mucha atención a estos básicos tratamientos que tú mismo puedes hacer en casa.

  • Infusiones

Existen varias plantas que al ser aplicadas en infusión de forma externa estimula el crecimiento del cabello y evita su caída.

Modo uso

Para ello solo prepara una infusión con una o varias plantas, lava el cabello y aplica esta mezcla en el cuero cabelludo.

Deja que el cabello se seque al aire sin utilizar secador, las infusiones más efectivas para detener la caída del cabello:

  1. Manzanilla.

  2. Romero.

  3. Ortiga.

  4. Albahaca.

  • Huevo

El huevo es uno de los alimentos más ricos en proteínas de alto valor biológico que al igual que otra parte del cuerpo hidrata y nutre el cuero cabelludo.

Modo de uso

Para facilitar su aplicación en mascarilla, bátelo y mezcla con un aceite vegetal, humedece el cabello, aplica la mascarilla y déjala actuar durante media hora o más, luego lava y seca.

  • Vinagre blanco

El vinagre es un gran suavizante y lo podemos aplicar en forma de mascarilla para hidratarlo y nutrirlo.

Modo de uso

Humedece el cabello, aplica bastante vinagre lo suficiente para que te cubra la raíz hasta las puntas déjalo actuar media hora o más, lava y seca.

  • Suplementos

Algunos suplementos disponibles en el mercado aportan, en las concentraciones adecuadas, un refuerzo importante, estimular el crecimiento del cabello para fortalecerlo.

  • Vitaminas C.

  • Vitaminas de grupo B.

  • Hierro.

Hábitos saludables para evitar la caída del cabello

  • Evitar el alcohol y el tabaco.

  • Evitar el estrés.

  • Beber agua abundante.

  • Descanso profundo y reparador.

  • Ejercicio moderado.

No hay comentarios.