Header Ads

Prepara los 3 mejores remedios con miel de abeja

La miel de abeja es uno de los ingredientes naturales más utilizados para el área medicinal gracias a sus propiedades curativas. Además de ser uno de los alimentos más completos que existen en la naturaleza, entre sus bondades la miel es un excelente antioxidante, hidratante para la piel, ayuda a la cicatrización y es un antibiótico natural muy valorado.

Este es un alimento producido por las abejas a partir de la transformación del néctar de las flores, sin embargo, la miel se emplea desde hace siglos para el beneficio humano.

1. Remedio con miel para los cólicos menstruales

La miel es antiinflamatoria podemos potenciarla con las propiedades antiespasmódicas de la canela. Así obtienes un remedio alternativo contra los molestos cólicos menstruales.

Ingredientes

  • 1 Taza de agua 250 ml.

  • 1/2 Cucharada de canela en polvo 5 gr.

  • 1 Cucharada de miel.

Preparación

  • Hervir una taza de agua.

  • Luego agrega la canela en polvo y la cucharada de miel.

  • Finalmente toma la infusión caliente a partir de 2 a 3 días antes del periodo menstrual.

2. Remedio con miel de abeja para el dolor de cabeza

Gracias a sus propiedades analgésicas, la miel puede resultar útil para disminuir los dolores de cabeza.

Ingredientes

  • 1 Taza de miel de abeja 335 gr.

  • 10 Clavos de olor.

  • 1 Taza de agua 250 gr.

Preparación

  • Calienta la miel de abeja al baño maría y agrégale el clavo de olor.

  • Vierte el producto en un recipiente hermético y déjalo reposar durante 24 o 48 horas.

  • Pasado este tiempo extrae un par de cucharadas de este remedio y dilúyalo en una taza de agua caliente.

  • Toma el preparado con miel cuando tengas dolor de cabeza o muscular.

  • Bébelo 2 veces al día si lo considera necesario.

3. Remedio con miel para el dolor de garganta y la tos

La miel es un expectorante natural que le ayudara a eliminar las flemas, útil para combatir las infecciones en la garganta gracias a sus propiedades antisépticas.

Ingredientes

  • 1 Taza de agua.

  • 1 Limón.

  • 3 Cucharada de miel.

Preparación

  • Pones a hervir la taza de agua.

  • Una vez esté lista añade el jugo de limón y las 3 cucharadas de miel.

  • Disuelve muy bien.

  • Bébelo lo más caliente que puedas.

No hay comentarios.