Header Ads

Cómo preparar aceite de ajo: propiedades y beneficios

El ajo es uno de los ingredientes más utilizados en algunos platos que se cocinan como las comidas mediterráneas, está lleno de propiedades benéficas para nuestra salud, también aporta un toque de sabor y frescura a nuestras preparaciones. El ajo puede llegar ayudarnos hasta para el sistema inmune y a fortalecer nuestras defensas y gripes, de igual forma cuenta con característicasantibacterianas, antimicrobianas, antivirales.

El ajo es ideal para combatir las células cancerígenas y el uso regular permite eliminar toxinas y metales pesados, como el mercurio y plomo de nuestro cuerpo.

Ayuda a la curación de infecciones 

Este aceite nos permite tratar diferente tipo de infecciones, reduciendo así la irritación y el dolor en el área donde se aplica.

Cabe destacar que el aceite de ajo es muy eficaz para la eliminación de dolores de muelas. Coloca unas gotas de aceite de ajo en un algodón y frota el área, durante un tiempo de 10 a 40 minutos te ayudara a reducir el dolor, repite el procedimiento no más de dos veces al día.

Eficiente en cuanto a la eliminación de la caspa

Aplicar un poco de aceite de ajo sobre la piel reduce la caspa, elimina picazones y costras para así lucir un cabello limpio y sano.

Previene el cáncer

Este aceite es muy efectivo gracias a su alto contenido en sulfuro de alilo, es el ideal para combatir el cáncer de páncreas, próstata, mama y estómago.

Cómo preparar el aceite de ajo

Aquí encontraras paso a paso como preparar este espectacular aceite y podrás disfrutar de todas sus bondades.

Ingredientes:

  • 6 Cabezas completas de ajo.

  • 2 Tazas de aceite de oliva virgen extra.

  • 1/2 Vaso de zumo de limón.

  • 1 Botella de vidrio.

Preparación

  • Lavar muy bien los ajos con abundante agua tibia, dejamos reposar por unos 20 minutos sin mover.

  • Pasado el tiempo estipulado procedemos a retirar la piel de cada racimo hasta dejar pelados todos, hecho esto colócalos en una bandeja pequeña y colócalos al horno a 180°C.

  • Luego cocina los ajos por unos 15 minutos y después deja que se enfríen un poco.

  • Vierte en un recipiente el contenido de una taza de zumo de limón y luego los ajos, el limón neutraliza el olor de este.

  • También viertes al contenido el aceite de oliva extra y mezcla con los ajos.

  • Vuelve a colocarlo al horno todo, con la misma temperatura durante 5 minutos.

  • Por último retirar y dejar enfriar, cuela e introduce de nuevo los ajos al recipiente de vidrio.

No hay comentarios.