Header Ads

Un remedio milagroso hecho de bicarbonato y miel

El bicarbonato de sodio y la miel de abeja son utilizados con frecuencia para preparar un remedio caseros. Sin embargo, existen muchas personas que aún no conocen las propiedades curativas que proporciona la combinación de bicarbonato y miel. Podrás fortalecer el sistema inmunitario, eliminar toxinas, regular el sistema digestivo y mejorar la salud dental entre otras propiedades.

Grandes beneficios del bicarbonato de sodio y la miel para tu salud

El bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es uno de los ingredientes más versátiles de la cocina, se utiliza para hacer pan y repostería, alejar malos olores, también para recetas de belleza, usos medicinales entre otras cosas que mencionaremos:

  • Tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas.

  • Elimina el sarro y previene el mal aliento y la gingivitis.

  • Reduce los niveles de azúcar en la sangre.

  • Mejora las infecciones urinarias.

  • Reduce las inflamaciones.

  • Previene la gota y el ácido úrico alto.

  • Acelera la curación en caso de gripes y resfriados.

El bicarbonato además de destacarse por una gran variedad de usos tópicos y para el hogar, entre estos encontramos:

  • Combate la caspa y limpia el exceso de grasa del cuero cabelludo.

  • Exfolia la piel y elimina las manchas.

  • Es un excelente producto para la limpieza del hogar.

  • Blanquea los dientes.

  • Es un desodorante natural.

La miel de abejas

La miel de abeja es un producto muy nutritivo que sirve para tratar diversos problemas trastornos, además de ser un endulzante saludable.

  • Es un remedio excelente para las enfermedades que afectan vías respiratorias, gripes y resfriados.

  • Nos protege del envejecimiento prematuro que causan los radicales libres en nuestro cuerpo.

  • Activa el metabolismo y nos ayuda a bajar de peso con mayor facilidad.

  • Elimina el exceso de líquido del cuerpo.

  • Previene el insomnio y nos ayuda a descansar mejor.

También se destaca en los siguientes usos tópicos:

  • Nutre y protege la piel del cutis si la aplicamos como mascarilla.

  • Da brillo y suavidad al pelo a modo de acondicionador.

  • Conservante de alimentos naturales.

  • Previene el acné.

Cómo prepararlo

Se recomienda utilizar la miel de abeja natural y pura, hoy en día se comercializa muchos tipos de miel que contienen azúcar, adictivos e incluso antibióticos. Por este motivo debemos saber elegir un producto de calidad.

Ingredientes:

  • 3 Cucharadas de bicarbonato de sodio.

  • 7 Cucharadas de miel de abeja.

Preparación:

  • Si la miel esta sólida, la calentaremos a baño María para volverla liquida.

  • Añadir el bicarbonato de sodio y mezclar muy bien.

  • Conservar en un recipiente de vidrio con cierre hermético a temperatura ambiente.

Cómo tomarlo

Consumir una cucharadita de este remedio en ayunas, media hora antes de la comida y media hora antes de la cena.

Se recomienda mantener este tratamiento por lo menos tres semanas, pasado los 21 días podemos hacer una pausa de una semana y volver a retomar el tratamiento.

No hay comentarios.